Mundial de fútbol de Italia 90

07.06.2018

El certamen se desarrolló entre el 08/06 y el 08/07/90.

Todo aquel que lo pudo presenciar recordará con seguridad el sufrimiento y a la vez la satisfacción que causaba la selección argentina al jugar: ganaba con lo justo casi todos los partidos, pero los ganaba.

El camino a la final se construyó de la siguiente forma:

  • Perdió en el debut 1 a 0 con Camerún en un partido trabado, donde los rivales se preocuparon más por anular a Maradona cometiéndole fuertes infracciones que por crear fútbol.
  • Ganó 2 a 0 a la Unión Soviética con goles de Troglio y Burruchaga, en el primer y segundo tiempo respectivamente. El dato más importante lo reviste la lesión de Nery Pumpido, que lo margina del resto del torneo dándole lugar a un hasta entonces desconocido Sergio Goycochea.
  • Empate 1 a 1 con Rumania y la clasificación a los octavos de final como uno de los mejores terceros.
  • Gracias a su puesto clasificatorio tocó en suerte Brasil, que había finalizado primero en el Grupo C. Por como venían jugando uno y otro equipo el favorito era el vecino del norte, que bien podría haberse quedado con una merecida victoria de no mediar por nuestro lado una importante cuota de suerte, mala puntería y las magníficas intervenciones del arquero argentino. El gol llegó a través de una apilada monumental de Diego, que tras cargarse 3 rivales dejó solo a Caniggia con Taffarel. Y el Pájaro no perdonó.
  • Un nuevo empate en un trabado encuentro frente a Yugoslavia, quien cayó en la definición desde los 12 pasos 3 - 2, por obra y gracia de Goycochea. Dato relevante: Maradona erró su penal.
  • Otra victoria por penales en la memorable semifinal frente a Italia. Fue un partido infartante. Italia, que venía invicta y con su arco en 0, se puso en ventaja sin mayores inconvenientes en tan solo 18 minutos a través de su goleador, Salvatore Schillaci. Con más garra que fútbol Argentina terminó empatándolo gracias a un cabezazo de Caniggia, a 22 minutos del final. Otra vez habría que sufrir en el alargue, período que el árbitro del encuentro extendió de forma grosera con la intención de que el local (que, había que admitirlo, era superior) evitara la definición desde los 12 pasos. La cuestión es que así y todo no pudo doblegar a la selección nacional y se llegó a los penales, en donde el gran Goyco volvió a lucirse atajando 2 y consiguiendo así el pasaje a la ansiada final.
  • Argentina llegaba al encuentro definitorio en peores condiciones que Alemania, con un equipo titular diezmado por las suspensiones y las lesiones. Y a esto se le agregaba el cansancio por la falta de sueño de sus protagonistas, que durante la noche previa al encuentro debieron soportar el ruidoso lío que realizó adrede el pueblo italiano en la puerta del hotel con esa única finalidad. Ni todo lo antedicho, ni un estadio repleto totalmente en contra podían torcer la balanza para los europeos hasta que a poco del final el árbitro Codesal cobró un penal que terminó poniendo cifras definitivas al marcador.

Acá les dejamos un video magnífico con el resumen del paso de Argentina: